miércoles, 18 de agosto de 2010

Éxtasis perruna

Los perros son unos cerdacos y aunque suene a paradoja animal, es una realidad. Déjales un peluche, una bamba o una extremidad y te la van a perforar hasta que te sangren los oídos. O los ojos. En este caso el pequeño perro fornica animadamente un peluche sin compasión y jolgorio, algo que le lleva al sumum del placer canino. Sino observad el final.


Placa placa, bup bup.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...