martes, 28 de diciembre de 2010

Admite haber devorado al perro del vecino


Lo que hay que leer de buena mañana. Ayer en California, en la ciudad de San francisco, la policía local detiene a un misterioso delincuente local: Benjamin Harrison de 11 años. Todo empezó con la desaparición del perro del vecino, algo completamente normal, hasta que en la comisaría local se recibió una denuncia de "secuestro" de mascotas a la que no dieron demasiada importancia, aunque guardias urbanos aseguraban que semanas siguientes vieron proliferar los carteles de "se busca" en la barriada de Russian Hill, en un principio no se relacionó el caso con un delito de secuestro hasta que varias denuncias más fueron impuestas.

Ayer se daba con el causante de la desaparición de 9 mascotas (siete perros de pequeño tamaño y supuestamente dóciles, y dos gatos), Benjamin Harrison de 11 años de edad, secuestró y mató a las mascotas. Un corredor del mismo barrio encontraba en un parque una "fosa común" de pequeños animales semi desenterrada (posíblemente desenterrada por otro animal al oler el hedor), rápidamente avisó a las autoridades, por lo visto los animales llevaban descomponiéndose varias semanas en el mismo lugar.

Se pudo identificar al culpable de una forma bien sencilla: en el lugar de los hechos se encontró su estuche escolar con su nombre, lo que llevó al inmediato interrogatorio policial y el chico no tardó en confesar que era el culpable:  "empecé a obsesionarme con Jack (la mascota del vecino), cada mañana cuando iba a la escuela me seguía un trozo de calle, correteaba y quería jugar, empezó a cansarme, por las noches soñaba con él y casi no dormía, hasta que una tarde volviendo de clase lo atraje detrás de casa, mis padres no llegaban hasta tarde, y en el cobertizo lo asfixié", hasta aquí podría decirse que es una declaración normal pero ante la atónita mirada de los oficiales de policía el chico añadió "y sin entender muy bien porqué empecé a comer la carne de Jack y lo dejé en el frigorífico que mis padres tenían allí para la carne de navidad". Exacto, Ben devoró parcialmente al animal y luego lo enterró, ¡¡se comió crudo al perro!!, a lo que siguió una oleada de desapariciones "los otros perros y gatos no me los comí, fue Jack, estaba obsesionado con él".

Los padres conmocionados y cláramente afectados declaraban "Ben es tímido, reservado pero de calificaciones excelentes en la escuela, nunca nos ha dado problemas y no entendemos qué ha podido fallar en nuestra educación".  Ben ha sido trasladado a un reformatorio con unidad especial de tratamientos psiquiatricos, con las únicas visitas de sus padres y está a la espera de ser procesado judicialmente aunque al ser menor, la sanción impuesta seguramente será menor. ¿Donde vamos a ir a parar??? joder, que se ha comido el perro del vecino... yo a este no le dejaba ver la luz en su vida.

5 comentarios:

  1. que-mal-ro-llo...... T__________T
    y esto a los 11 años... por mucho que le lleven a un reformatorio, las personas no cambian, si a esa edad ya tiene instinto psicopata, este de mayor será canival, y se comerá a sus hijos, mujer (a una detrás de otra, porque se casará varias veces), vecinos y mascotas.

    ResponderEliminar
  2. le ha faltado decir que primero los violó... vaya con el niño!!.

    ResponderEliminar
  3. Que miedo.... O______O
    jopelines con el niño... aún así se puede decir que le ha dado por perros y no por personas -.-''

    Pa' tener hijos como este... estás cosas sólo pasan por allí...

    ResponderEliminar
  4. allí las cosas las hacen más épicas la verdad jeje de estados unidos te lo puedes creer todo, tienen la violencia cogida por la mano.

    ResponderEliminar
  5. ah, se me olvidó comentarlo, feliz día de los inocentes, gran experimento de la red jeje te inventas una noticia de pe a pa y la red se encarga del resto. :D

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...