viernes, 14 de enero de 2011

Derechos del consumidor en la ley de garantías


Hoy os cuento una historia sobre derechos y aprovecho para inaugurar una nueva sección en el blog. Y es que de derechos sabemos poco ya que el sistema montado en esta sociedad por gobiernos, empresas y medios de comunicación nos tienen programados para que el cuidadano común sepa poco o crea en otras cosas. Básicamente nos quieren tontos, para que no nos quejemos por nuestros derechos y que no seamos unos más listos que otros, nos quieren tipo "concursante de gran hermano", con intelecto e iniciativa cero, por eso nos esconden eso que todo ser humano debería tener: los derechos. Y ya dicen que el que mejor se defiende es el que sabe de leyes. Yo no es que me sepa todo de pe a pa, pero soy una persona un tanto guerrillera con las injusticias y crítica social, y mis experiencias me han hecho acumular un cierto volúmen de información que creo que ya va siendo hora de compartir para que todos sepamos algo de lo que tenemos derecho saber y que como he comentado, el sistema se empeña en mantenernos en la ignorancia para el bien de ellos. Hoy os hablo de las Leyes de Garantía, tus derechos a la hora de comprar o reclamar por un producto.


Unas leyes que las empresas se empeñan que no sepamos y nos han hecho creer que los únicos derechos que tenemos son "dos años de garantía y 15 días de devolución o prueba". Si bien lo primero es verdad (un año de garantía con el comerciante más otro año de garantía con el fabricante, gracias al PP...) lo segundo no es del todo cierto, por decir que prácticamente es una mentira (a no ser que se firme por contrato entre ambas partes, algo que a ojos de la ley es completamente ilegal). Así que os hablaré del Corte Inglés y pese a ser una empresa que cumple en cierto grado la ley de garantías, sus trabajadores parece ser que no (en parte se entiende por las públicamente conocidas explotaciones laborales que ejercen, pero eso a nosotros no nos incumbe como cliente al recibir el servicio final), sino que contraten gente que tengan ganas de trabajar.

La situación: Mis padres compraron un televisor hace menos de dos meses y ha dejado de funcionar, no se enciende, sin haber hecho mal uso ni nada, ya no se enciende. Lo comprensible es ir con la factura al comerciante y que se hicieran cargo de la reparación, de lógica aplastante hasta para el vendedor más tonto, y curiosamente es algo a lo que se negaron. Básicamente el primer vendedor le dijo a mi padre "fuera del plazo de 15 días se encarga usted de llevarla al fabricante" dándole una tarjeta con la dirección apuntada a donde debía llevarla, ¿disculpe? dijo mi padre, que volvió a casa estupefacto y algo decaído con su tele nueva rota. Me lo explicó y me indigné, así que actué rápidamente. 

De primeras al ir yo, un segundo vendedor me dijo lo mismo, así que le expliqué la situación del televisor y a qué estaban obligados como comerciantes del producto, pero erre que erre, dos vendedores que no se querían bajar del burro. Entonces desenterré el acha de guerra, por las buenas no quisieron, pues vamos a por las malas, me vi obligado a sacar de mi bolsillo las leyes resumidas en los puntos clave para que viera que no estaban hablando con un ignorante.  Le volví a repetir a qué estaban obligados por ley y qué derechos teníamos los compradores y le pedí amáblemente que las leyera con calma para que se repensara lo que nos estaba comentando. El vendedor leyó por encima, le cambió la expresión de la cara, se mostró algo nervioso y cambió rápidamente de opinión en lo de los utópicos 15 días de prueba diciendo que él no era nadie para decidir nada y que parecía cierto lo que ponía en las leyes (por lo visto él ni tenía idea de esto ¿véis? otro vendedor "programado"). Así que mi padre preguntó por su jefe (algo importante, siempre hablar con un responsable, no con el último "mono"), así que esperamos a que viniera su jefe y después de explicarle la situación nos dió la razón muy educádamente entre disculpas y se quedó el televisor para repararlo, incluso nos dio una tarjeta con su nombre y teléfono. De hecho el jefe sabía perfectamente a que estaban obligados y fue más incompetencia de los otros dos trabajadores que otra cosa, pero para mí eso, sigue siendo un problema de empresa, que contratan a gente que no tiene ganas de hacer bien su trabajo o que la empresa no se preocupa en enseñarles los derechos del cliente al vender un producto (más bien no les interesa).

¿Y qué derechos influyeron aquí? bien, una empresa que comercializa un producto es directamente responsable de él hasta un plazo mínimo de un año, pudiendo el cliente reclamar durante los seis primeros meses a) un cambio por un modelo igual, b) una devolución si no cumple las espectativas del cliente, c) una reparación si no funciona correctamente (nada de 15 días de prueba ya que esto no existe, ni que te traten de convencer que es política de empresa, por encima de esto está la ley real) d) o incluso cambiarlo por otro modelo superior y sin tener que remunerar más, pero solo en el caso de que el producto sea irreparable y no quede stock para reemplazarlo. Puede que en una empresa quisquillosa te intenten convencer de lo contrario para ahorrarse devoluciones por artículos nuevos o para ahorrarse los portes de envío a reparación pero plantaros en vuestra postura y que no os hagan cambiar jamás de opinión (y para empresas online estas leyes son aun más ventajosas).

Y otro apunte, si os lo reparan, la garantía automáticamente se renueva desde la última reparación, ya que el segundo vendedor nos dijo que en garantía sólo entraba una reparación (otra insensatez), ¿y si te peta más veces el producto durante un año te lo comes con patatas? pues evidentemente no.... la verdad, no entiendo el razonamiento de estos vendedores. Es como si alguien está mirando una vaca en mitad de un prado verde y te dice totalmente convencido que es un caballo.

En otras palabras, nos vendieron una tele que en menos de 2 meses dejó de funcionar y dos empleados pretendían que la lleváramos nosotros mismos al servicio técnico en no sé qué quinto pino de Barcelona cuando durante el primer año la empresa es TOTALMENTE responsable de los trámites que puedan ocurrir con el producto, sin nosotros vernos en la obligación de pagar portes de envío ni preocuparnos de nada más. Si se niegan a un cambio o devolución en los seis primeros meses o a tramitar la reparación durante el primer año diciéndote que después de los "15 días de prueba" debes encargarte tú o que no se hacen cambios o devoluciones, pide la hoja de reclamaciones del establecimiento firmada por el encargado de la sección, te quedas la original y les das una copia adjunta (fotocopiada por ejemplo) y acto seguido informa que pondrás una demanda en la OCU (privada) o en la OMIC  (pública) de tu comunidad (en Barcelona está aquí), normalmente las empresas se bajan los pantalones ante esto y ceden, otras veces no, pero siempre tendréis las de ganar ya que se la juegan con inspecciones y otras amenazas empresariales por parte de organismos reguladores.

Y como punto final, consumidores de toda españa no saben donde acudir y mucha gente se pregunta las diferencias entre OCU y OMIC, pues si bien la OCU es de caracter privado, funcionando igual que un club (donde sus socios abonan sus cuotas) la OMIC forma parte de cada ayuntamiento y es de carácter público. Las dos tienen la misma finalidad pero la primera al ser de carácter privado es más personalizado y suelen ser algo más devastadores contra las empresas, pero poca diferencia más. Yo recomiendo que si es un caso puntual y queréis dejaros de complicaciones e ir por la vía rápida o si tenéis cualquier duda, siempre podéis acudir a la Oficina Municipal de Información de Consumidor (OMIC) de tu comunidad.


Para mejor información leeros atentamente la Ley de Garantías. Y que nadie os tome el pelo.

3 comentarios:

  1. A base de tortas uno aprende. En tu caso aprendieron la empresa. Probablemente el empleado no lo sabía pero el jefe lo sabía perfectamente lo que pasa que juega con la ignorancia de las personas.

    Por ese motivo creo que será interesante esta nueva sección que ademas, si van acompañadas con experiencias así son hasta mejores.

    ResponderEliminar
  2. Sí, es que es una vergüenza, convenios laborales, explotaciones de empresas, medios de comunicación comprados, política corrupta, bancos que financian armas (Santander...), etc, etc. ¿Sabías que en nuestro convenio tenemos un mes de vacaciones no pagadas a parte de las pagadas? y nadie lo sabe, ¿o que cada hora tenemos que descansar la vista 5 o 10 minutos por ley?. Ya iré contando ya, que hasta trabajando en negro puedes demandar con las pruebas necesarias y exigir un contrato.

    ResponderEliminar
  3. Vaya... pues no tenía ni idea xD
    muchas gracias por esta información, desde luego es que... que empiece a fallar una televisión tan pronto.. no es normal...

    Pero, de todas maneras... es raro eso de ves tu que a mi no me apetece... Es de mala educación xD digo yo, si trabajas con esa empresa... que menos que dárselo tú y explicar el problema, ¿no?

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...