lunes, 10 de agosto de 2015

Re-jugando lo retro: Final Fantasy VII, una joya que no brilla tanto

Aprovechando las vacaciones me he lanzado a jugar Final Fantasy VII que por una razón u otra nunca podía dedicarle tiempo. Me he dado cuenta que jugarlo se me esta haciendo muy tedioso. Iba con unas expectativas altísimas pero creo que esto ha hecho más mal que otra cosa.

Desde el primer momento no me abandonaba la extraña sensación de estar jugando un tutorial muy largo con una encadenación sucesiva de mini-juegos mal explicados y obligados, de manera muy guiada, para poder avanzar en la historia, soporífero a más no poder. Pero la alegría vino tras el mini-juego de las motos, cuando por fin sales al exterior y la cosa mejora muchísimos enteros, hasta que te diriges a Junon y te viene el mini-juego del boca a boca, el mini-juego del delfín, el mini-juego del desfile, el mini-juego de las poses, etc, donde de nuevo se echa a perder.

No me creo que al jugar a este juego en su día estas mecánicas no resultaran aburridas. Me refiero a que puedo coger juegos perfectamente antiguos y disfrutarlos sin pestañear ni darme sensación de pesadez ni aburrimiento. Final Fantasy VII sí lo ha conseguido.

Muchos me dicen que es un juego que se debe jugar en su día para disfrutarlo, pero no estoy de acuerdo. Si un juego es divertido, es divertido sea lo viejo que sea ya que lo importante es el apartado jugable. Suelo jugar bastantes títulos "retro" y hasta ahora no me habia aburrido tanto con un juego asi.

No todo es malo en este juego pero me sorprende que haya un cambio tan abismal entre el VIII y el IX (el mejor para mí), ya que parece que lo único que salva a FFVII debe ser su guión que por el momento, viendo las absurdas situaciones que se encadenan (más el pésimo doblaje que en ocasiones esta desubicadísimo) solo me hace pensar que no es tan bueno como lo pintan.

Resumiendo mucho mucho y aviso de spoilers, es un juego cargado de tópicos japoneses raros que trata sobre un chico guaperas malote (que curiosamente no quiere saber nada de chicas) que acaba salvando al mundo de un alien ancestral multiforme, descubriendo de paso que sus recuerdos no son suyos y que el mako es la corriente vital del planeta donde van a parar las almas de muertos. Toma ya, el resumen mas escueto jamás realizado, pero a mi modo de entender, no dista mucho de esto, que de todos modos, si no he entendido bien el argumento puede haber sido a causa del fatal doblaje subtitulado.

Visto sobre la mesa no aparenta tener mal argumento, de hecho es lo mejor del juego, pero para llegar a esas revelaciones y giros inesperados te tienes que tragar lecturas largas mal dobladas y mini-juegos rarunos que rompen con todo el ritmo de la historia. Así que si tenéis paciencia de pasar por el aro, podréis disfrutar de una posible gran historia pero si no la tenéis, os parecerá un muermo.

Yo solo he hablado de los puntos negativos, los puntos positivos seguro que ya los sabréis hasta quienes no lo hayan jugado. Mi conclusión personal es que Final Fantasy VII es un juego mitificado y sobrevalorado por la nostalgia y el recuerdo, sin llegar a ser mal juego, no es tan bueno como todo el mundo lo pinta. La leyenda realza virtudes haciendo caso omiso a la gran variedad de puntos flojos que contiene.

Nota personal: 7

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...