lunes, 9 de marzo de 2015

¿Piratería? Sí, gracias pero solo a veces

Soy ferviente defensor de los videojuegos originales, con su portada flamante y sus instrucciones, pero lo soy aun mas del derecho a poder jugar un juego.

Me explico y os pongo en situación. He llegado a pasar largas tardes o días buscando algún título en concreto, por tiendas online, tiendas físicas, anuncios de particulares, etc... y acabar esos días frustrado, sabiendo que de ese juego anhelado no hay stock en ningún lugar, las tiendas te dicen que estan descatalogados e imposible de traer, las tiendas online tienen precios absurdamente desorbitados y las poquísimas copias de segunda mano que milagrosamente puedas encontrar, están sospechosamente maltratadas y prácticamente "mordisqueadas" por sus antiguos dueños, cosa que echa para atrás a 12 de cada 10 coleccionistas (hago bien las cuentas, sí).

¿Qué debo hacer? ¿Fastidiarme y no jugarlo? ¿Un juego que bien podría superar el mejor de los libros o películas??. No, amigos míos, me niego a aceptar eso.

Si las compañias no se molestan en hacer copias suficientes para abastecer a todos, que luego no se quejen de que la gente piratea. Yo quiero mi juego original, no hablo de Steam y esas cosas. Pero las compañías ya no reeditan los juegos así que... ¡Me están obligando a piratear! Un juego que querría tener entre mis joyas de estantería y con ansia viva de poder disfrutarlo... tendré que disfrutarlo solo a medias... consiguiendo la edición Jack Sparrow, la que se graba en un disco virgen y arreando que no hay pa' más.

Así que sí, más fuertes son las ganas de jugarlo que de resignarme y esperar el bendito día que pueda encontrar aquel maravilloso juego original que no quiere que le encuentre.
Señoras, gatos y señores, lo admito; me han obligado a piratear. A tomar por saco.
Y a jugar.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...